EL ALDEANO. 30-4-1931. La proclamación de la República en Castropol

Uncategorized

EL ALDEANO. 30-4-1931. La proclamación de la República en Castropol

…/…

La manifestación del 19

…/…

¡Viva la República española!. 

Terminada la lectura de esas cuartillas, el Sr. Cancio añadió algunas manifestaciones de su cosecha y a continuación D. Agustin García dio lectura al siguiente telefonema recibido de Madrid. 

“Colonia castropolense adhierese fervoroso entusiasmo manifestación republicana ¡viva Castropol! ¡viva la República! Pedro G. Arias, Claudio Penzol, Alejandro Sela, Manolo y Paco Marinero, Ricardo y Antonio López, Luis Campon, Carlos S. Saubelet” 

Después, fiesta, muy animada. Entre nortada y nortada, la gente se dedicó al baile, a pasear, a hacer comentarios…

…/…

EL ALDEANO. 15-3-1932. La Biblioteca Popular Circulante de Castropol

Uncategorized

EL ALDEANO. 15-3-1932. La Biblioteca Popular Circulante de Castropol. (Actividad desde su fundación en 1921)

…/…

III Actos públicos

…/…

1931. Septiembre, 6. Asamblea en la Biblioteca para estudiar la extensión de su labor en el concejo. Se leyeron y discutieron las siguientes ponencias: «La Biblioteca y la escuela» por D. Agustin García; «La Biblioteca y la agricultura», por D. Alejandro Sela; «Extensión de la labor de la Biblioteca» por D. Vicente Loriente Cancio y «La cultura tradicional asturiana» por D. Manuel Marinero. Asistieron representaciones de Tol, S. Juan, Seares, Piñera y Figueras

…./…

VIII Organización

…/…

En la Asamblea celebrada en septiembre del año pasado se acordó formar un Comité encargado de aconsejar a la Junta y dirigir todo lo concerniente a la labor de la Biblioteca en otras parroquias. Han sido designados hasta la fecha para formar parte de este Comité – que aun no se ha constituido – varios miembros de la Junta y los señores siguientes: D. Francisco Fidalgo y D. José A. Fernández Rey (Figueras); D. Angel Pérez (Barres); D. Manuel Fernández (Tol); D. José R. Martinez (Piñera); D. José María Lopez (Seares); D. Alejandro Sela (Vilavedelle) y D. José García (Balmonte).

…/…

EL ALDEANO. 30-1-1932. Pral aldeano d’a praza y pral Tio Pepe

Uncategorized

EL ALDEANO. 30-1-1932. Pral aldeano d’a praza y pral Tio Pepe

Por, El Aldeano de Taves

Meos amigos, teño que darbos un conseyo, tanto a un com’outro. Primeiro dareiyo al paisano da vila. Non te metas a falar del divorcio nin d’outras cousas da República se ques. ¡Mira que che vai pesar!. Xa sabes quen Castripol hay unha chía de Yarias (chámoyes eu así as que non tuveron siquera quen yes pedise un chucho condo eran novas) que te van a volver tolo. 

Acòrdome condo eu era un rapacin, qu’habia na mía parroquia tres matrimonios separados y habia un cura veyo muy delicado y perdicaba aiguas veces y decia «matrimonio separado, matrimonio condenado». Y esas como non saben el trabayo que costa aturar alguas muyeres, paréceyes cos homes somos muy ruios. Y non he así, tu ben lo sabes. Condo son novas y tein familia, menos mal, que aunque parlen einda alguas veces son algo cariñosas. Pero desque van enveyecendo, nin el demo (¡gʻueu arrenego!) se entende con elas. Así que eu digoche que non te ocupes mais de eso porque pode darche mal resultado, ben sabes quen son. 

Agora vouye decir al tio Pepe, que non me parece mal lo que nos dice del mondongo. Pero eso todos lo sabemos. Debera falarnos algo del debentre, que sou padre ben s’acordará condo lo facía suabola. Dios ye perdone. ¡Y ben que ye gustaba condo picaba el pan gue ye daba a él os corteyos! El debentre faciase asi: sacábaseye el miolo de duas libras de pan da praza, ou sea del forno das de Marinacia; esfaraguyabase ben; batiase unha docena d’ovos, duas cuyoradas de pingo, duas cebolas coloradas, perexil y cravo y metíase dentro da vixiga dun cocho. Desde que samasaba ben coas mans, cocíase ben cocido nun pote. Y ¡se viras que bon é, digoche que consolaba! 

Conócese, tio Pepe, que tu einda non es tio; debes ser un rapazin, porque se non, habias t’acordar desto. 

EL ALDEANO DE TAVES

EL ALDEANO. 15-1-1933. LOS CURRILLOS

Uncategorized

EL ALDEANO. 15-1-1933. LOS CURRILLOS

…/…

Como final de la fiesta se representó la comedia de currillos «Xan d’a Xata», escrita sobre temas del folklore asturiano. 

Agustín García y Alejandro Sela tuvieron a su cargo los papeles principales («Xan» y el «Capitán de Bandidos») y en ellos pusieron de manifiesto admirables dotes de «currillo» (voz, movimientos, etc.). Más difícil fue el cometido de Egidio García, José Ramón Martínez y José Ramón Muiña, que, a lo largo de la obra, tenían sobre sí dos y tres papeles cada uno, con los consiguientes cambios de voz etc. No obstante esto, salieron del empeño con toda la brillantez que el caso requería y exhibieron grandes habilidades para el nada fácil arte del guignol, formando con los protagonistas un elenco excelente y homogéneo. Y no olvidemos la «Xata» manejada con gran vis cómica. 

La velada terminó entre aplausos interminables. Si el «Auto» fue una sorpresa para todos y fue acogido con una ovación emocionante por lo significativa, «Xan d’a Xata» se desarrolló entre la constante hilaridad del público cuyas risas apenas dejaban oír las palabras de los muñecos y que de buena gana hubiera querido que se repitiese integra la obra. 

En suma: un excelente comienzo, que no olvidarán en mucho tiempo todo el público que, en número pocas veces visto, llenaba la sala y rezumaba por puertas y ventanas, …/…

CASTROPOL: REFERENCIA EN DIVERSIDAD

Uncategorized

CASTROPOL: REFERENCIA EN DIVERSIDAD. 20017. Edita: Ediciones Tantín. Impresión: Gráficas Ápel (Gijón). D.L.: SA-460-2017; ISBM: 978-84-947158-4-6; Pág. 150-151

Por, Antonio Cuervas-Mons García-Braga

…/…

Los Caleiros de Vilavedelle 

…/…

Según Alejandro Sela (14 de febrero de 1911 – 28 de octubre de 1982; escritor, perito agrícola y juez Comarcal), los vecinos de Vilavedelle simultaneaban el trabajo de labradores con el de los caleiros. Este era un trabajo duro y penoso. La primera acción consistía en extraer la caliza de la cantera a pico, ya que prácticamente no había pólvora, para a continuación transportarla en carros tirados por bueyes. Otra faceta era ir al monte a por toxo o tojo para utilizarlo como combustible hasta su calcinación en el horno, podía estar ardiendo hasta tres días, la caliza se transformaba en polvo o cal. El tojo se traía de los montes próximos a Grandallana y también se transportaban en carros. El lugar de los caleiros como ya se indicó en líneas anteriores se conoce como A Taraxe, en sus proximidades hay un muelle desde el cual se transportaba en barcazas o lanchas principalmente a Ribadeo y Vegadeo. 

…/…