EL ALDEANO. 30-1-1932. Pral aldeano d’a praza y pral Tio Pepe

Uncategorized

EL ALDEANO. 30-1-1932. Pral aldeano d’a praza y pral Tio Pepe

Por, El Aldeano de Taves

Meos amigos, teño que darbos un conseyo, tanto a un com’outro. Primeiro dareiyo al paisano da vila. Non te metas a falar del divorcio nin d’outras cousas da República se ques. ¡Mira que che vai pesar!. Xa sabes quen Castripol hay unha chía de Yarias (chámoyes eu así as que non tuveron siquera quen yes pedise un chucho condo eran novas) que te van a volver tolo. 

Acòrdome condo eu era un rapacin, qu’habia na mía parroquia tres matrimonios separados y habia un cura veyo muy delicado y perdicaba aiguas veces y decia «matrimonio separado, matrimonio condenado». Y esas como non saben el trabayo que costa aturar alguas muyeres, paréceyes cos homes somos muy ruios. Y non he así, tu ben lo sabes. Condo son novas y tein familia, menos mal, que aunque parlen einda alguas veces son algo cariñosas. Pero desque van enveyecendo, nin el demo (¡gʻueu arrenego!) se entende con elas. Así que eu digoche que non te ocupes mais de eso porque pode darche mal resultado, ben sabes quen son. 

Agora vouye decir al tio Pepe, que non me parece mal lo que nos dice del mondongo. Pero eso todos lo sabemos. Debera falarnos algo del debentre, que sou padre ben s’acordará condo lo facía suabola. Dios ye perdone. ¡Y ben que ye gustaba condo picaba el pan gue ye daba a él os corteyos! El debentre faciase asi: sacábaseye el miolo de duas libras de pan da praza, ou sea del forno das de Marinacia; esfaraguyabase ben; batiase unha docena d’ovos, duas cuyoradas de pingo, duas cebolas coloradas, perexil y cravo y metíase dentro da vixiga dun cocho. Desde que samasaba ben coas mans, cocíase ben cocido nun pote. Y ¡se viras que bon é, digoche que consolaba! 

Conócese, tio Pepe, que tu einda non es tio; debes ser un rapazin, porque se non, habias t’acordar desto. 

EL ALDEANO DE TAVES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.