Sin título (Navia es campo)

Inédito

Publicado en: Inédito

Navia es campo, sencillamente. Con sus prados, sus labrantíos. Según la época o según la estación, por los campos naviegos se ven trigales, nabales, maizales, patatales y, en fin, la biblia.

Todo da flores, todo da frutos. Y la continuidad está asegurada. Todo se reproduce.

Y, además en Navia, llueve y hace sol. El agua vivifica el paisaje. El sol lo entona, lo abrillanta, le da luz.

Y, si hace falta, aparece el arco iris que nos cubre y envuelve como un halo de santidad.

Todo ello nos da una idea aproximada de lo que puede ser

¡La gloria!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.