YA. 29-9-1973. sobre Alejandro Sela

Uncategorized

YA. 29-9-1973. Del monocultivo de tabaco a las inversiones extranjeras en el campo

Por Manuel Zuasti

(…) El escritor Alejandro Sela, asturiano de Navia y juez, al entrar en el valle por la desviación de la general de Extremadura a la altura de Oropesa, topó en seguida con el pantano de Rosarito, cuyo nombre se le antojó hasta con bata de cola, con lunares verdes de las plantaciones de tabaco, con lunares rojos del pimiento maduro, con lunares blancos de los secaderos junto a los pequeños caseríos diseminados como alquerías de Salamanca, como los de los cortijos de Andalucía.

De su caminar por el valle, el asturiano sacó la impresión de hallarse en su propia tierra, pero con el sol en fiestas. Al valle, como ya hemos dado a entender, no le falta agua, y las del río, que regula el pantano, se reparten por cientos de kilómetros de acequias que se complementan por los caudales de las gargantas que, desde las últimas estribaciones de Gredos, se incorporan para el regadío desde las cumbres. (…)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.