Pepitas

Vino, amor y literatura

Publicado en: Vino, Amor y Literatura (1971)

El “sombrero” de los mostos a veces está en el fondo de la cuba. Es decir, en los pies.

______

Se dice en algunas partes: “La madre cría al vino”, Si es así, no queda otro remedio no queda otro remedio que reconocer que hay vinos de “mala madre”.

______

Las uvas, en el envero, viven como “señoritas de piso”.

______

Se cree que a ciertos turistas les gustaría ser, en Jerez, “clara de huevo”. ¡Y quedarse a “vivir” allí!

­­­­­______

Las abejas, en la colmena, tienen una reina. Y en las fiestas de las vendimias también hay otra reina.

Se trata de monarquías sin… soberano.

______

Los podadores son los “peluqueros” del viñedo.

______

Los pisadores de uva tienen una profesión divertida. Pueden pisar… bailando el tango. Y, en la bodega, “a media luz”…

______

En todo tiempo se vio y se ve que el vino, en invierno, se usa como calefacción. Y, en verano, para apagar la sed.

Es un elemento de doble efecto.

______

El champán es un vino de fiesta. La explosión de salida del tapón es el estampido del cohete casero. Y sin pólvora.

______

La cola de pescado no es un rabo de un pescado. Es un clarificante del vino.

______

Los mosquitos dicen “de Montilla al cielo”. ¡Y van!

______

Hay insectos que están, con frecuencia, en el limbo… de las hojas.

______

Los microbios del suelo luchan en “batalla campal” para descomponer los abonos. Y es que están en el campo.

______

Los vinos sin marca ni origen son vinos “gitanos”. No tienen domicilio conocido.

______

En las tabernas hay vinos bastos. Por eso, en ellas, los jugadores de tute cantan en copas… y en bastos.

______

En arte, en literatura y en vinos lo importante es, si puede ser, crear un gusto nuevo. Que vale tanto como crear una necesidad.

______

Hay hembras de insectos que ponen los huevos y se mueren. Se van como diciendo: “ahí queda eso…”

______

Los barbados que se usan para repoblar el viñedo tienen un no sé qué “ye-ye”.

______

La uva no es materia madre para hacer el vino. Es materia “prima”.

______

El que toma mucho vino de pasto corre el riesgo de sentirse… “vaca”.

______

En Sevilla y otros pueblos andaluces, por Semana Santa, el vino es el carburante de ese “motor” que se llama costalero.

______

En la provincia de Cádiz se produce y se bebe mucho vino.

Es para apagar la sed que produce tanta…sal.

______

Los vinos “enyesados” ocultan, tal vez, alguna lesión.

______

El vino de San Martín es un vino de bastante capa. ¡Falta le hace!

______

En una ocasión, sin saber cómo ni por qué, me encontraba en un pueblo de Cuenca que se llama Arrancacepas.

– ¿Y hay allí viñedos? – preguntará el lector.

– ¡Ya no!

______

El vino andaluz de “rayas” es un vino pedagógico, para principiantes.

¡Es un vino de palotes!

______

El vino tostado de Ribadavia es dulce y con un aroma delicioso. Debiera ser el vino de moda en las playas.

Si las mujeres van a ellas a tostarse por fuera. ¿Por qué no se deciden a hacerlo también por dentro?

______

He podido comprobar que a las mujeres les gusta con preferencia el vino de aguja.

Ellas, las pobres, ¡siempre tan laboriosas!

______

Las levaduras, en la formación del vino, actúan como los atletas por relevos. Primero las apiculadas. Después la elípticas. Y éstas, por fin, ceden los trastos a la levadura Pasteur.

______

Copio de Ortega y Gasset: “La felicidad – decía Marimée – es como una gana de dormir”.

La historia de la literatura española está llena de personajes que tienen ganas de dormir y se duermen después de haber bebido vino. Citemos uno solamente, Sancho Panza. Éste, en diversas ocasiones, después de apurar la bota, se duerme como un bendito.

No se pierde nada con imitar a Sancho.

______

Al conde de Casas Rojas, diplomático, le gusta comer con manzanilla. Me parece bien.

¡Así se usa de la libertad individual!

______

En Andalucía nos obsequian con vinos muy ricos. Pero ellos también beben. Y, después, nos bailan y cantan sus penas.

Los andaluces cuando lloran, si lloran, ¿por qué es?

______

Las cepas tienen sus “lloros”. En Málaga hay vinos de “lágrima”.

______

La comercialización de los vinos, ¡una pena!

______

El agua es el manantial de nuestra vida – se dice.

El vino tiene un 78 por cien de agua.

Bien. Yo tomo el agua que está… en el vino.

______

Goethe dice en su FAUSTO: “España es el país de los buenos vinos y de los cantares”.

Y ¡olé!

______

Los vinos de Andalucía se venden en todas partes.

 Y, por ello, los bodegueros se ponen… las botas.

______

Santo Domingo de Guzmán tomaba vino. Y, para renunciar al placer, dejó de tomarlo.

Después enfermó. Y Diego, obispo de Osma, para curarlo, le obligó a volver al vino…

______

Don Pedro Chicote toma tinto con sifón.

Es su gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.