SIN TÍTULO (Notas sobre vino)

Inédito

Publicado en: Inédito

Anacreonte se ahogó con una pepita.

. . . . . .

Debiera haber una zarzuela que se titulase Las Vendimiadores. Zarzuela la vendimia,

. . . . . .

En el altar de Santiago hay racimos.

. . . . . .

Ortega Muñoz pinta viñedos en invierno.

. . . . . .

En el Cantar de los Cantares hay imágenes literarias.

. . . . . .

La uva chupada por una avispa.

. . . . . .

Goya pintó viñedos o vendimias

. . . . . .

La uva en Madrid en 1941.

. . . . . .

La vendimia y el sombrero de paja. Los trapenses también se ponen el sombrero de paja.

. . . . . .

Maella tiene un cuadro de Baco. Este está coronado con un pámpano con hojas y racimos.

. . . . . .

Las ocasiones en que florece el amor. En la vendimia.

. . . . . .

El monumento al racimo de uvas.

. . . . . .

Las uvas no son apenas mencionadas por los escritores modernos.

. . . . . .

Las uvas abundan, están en todas las mesas. Y todo lo que abunda, no tiene importancia.

. . . . . .

Las uvas son alimento de niños y mayores.

. . . . . .

Hay seis mil municipios con viñedos.

. . . . . .

Los fotógrafos sacan fotografías con uvas.

. . . . . .

Yo diría que el sombrero de paja es el “carnet de identidad”.

. . . . . .

Las cosas para darse cuenta de su “realidad” no basta verlas. Hay que pensarlas.

. . . . . .

El racimo es tierno, delicado. No se puede golpear. La mujer es tierna y delicada.

. . . . . .

La uva necesita viajar en coche cama.

. . . . . .

Los trapenses hacen la vendimia sin reina. Sería el colmo

. . . . . .

A las vírgenes de la vendimia se les da vino, digo mosto.

. . . . . .

La vendimia es un trabajo, de “señora”. Los hombres han de conducir los carros y los tractores.

. . . . . .

Las uvas se ven en bodegones.

. . . . . .

Si todos tuviéramos monedas de oro, el oro no tendría importancia. Y no por eso dejaría de ser oro.

. . . . . .

Benozzo Gozzoli pintó varias vendimiadoras en “La vendimia de Noé”.

. . . . . .

Los leopardos de Baco.

. . . . . .

Un niño levanta los brazos para que le den un racimo de uvas tintas. Goya.

. . . . . .

En el Louvre existe el cuadro La Virgen del Racimo, por Mignard.

. . . . . .

Los Bárbaros del Norte respetaron la vid

. . . . . .

Comer al lado de una mujer guapa. Se la debe admirar. No se puede repicar y estar en la procesión.

. . . . . .

El amor hace en los enamorados el mismo efecto que el vino en los borrachos. Gil Blas.

. . . . . .

Me quedé con ella a solas, sin más tercero que el vino. Mientras el ala de las tinieblas nocturnas, se abrían suavemente.

. . . . . .

El amor es un sentimiento, que como tal, se siente en el corazón. Pero al mismo tiempo es un problema. ¿Cómo soluciona cada cual ese problema? Pero un problema por partida doble. Por un lado es un caso espiritual. Pero por otro es un problema biológico. Así es la vida.

. . . . . .

Si las penas de amor se pudieran colocar en un álbum, para que el público las vea, otro gallo me cantaría…

. . . . . .

El amor hay que sacarle el jugo, estrujándolo, como a la uva hay que estrujarla para sacar el mosto.

. . . . . .

Las venerables cepas albariñas son herederas de las del Rhin y el Mosela, pues no en vano, fueron traídas a Galicia por los monjes benedictinos de Cluny en tiempos del gran Gelmírez. Castroviejo.

. . . . . .

El buen Ribeiro, loado en las Cántigas del Rey Sabio.

. . . . . .

Necesitamos libros monográficos de los vinos españoles. Muchos libros.

. . . . . .

Cada región debe estar envuelta en un halo cultural vinícola.

. . . . . .

En todas las provincias vinícolas que visito me dicen “que tienen los mejoras vinos de España”. Este argumento es demasiado ingenuo.

. . . . . .

La borrachera desprestigió en cierto modo el vino.

. . . . . .

En los escritores antiguos, el vino estaba en primer plano.

. . . . . .

Había menos cosas de qué hablar.

. . . . . .

En la picaresca el vino estaba valorizado por la escasez de medios económicos del pícaro.

. . . . . .

El vino era casi bebida única.

. . . . . .

El viñedo tiene más enfermedades y más insectos que cualquier otra.

. . . . . .

Todo hombre tiene algo que agradecer a sus defectos.

. . . . . .

Todos los placeres llevados a las últimas consecuencias, apurados, llevan a la desolación y al desastre: el vino, el juego, el amor.

. . . . . .

Después de exponer lo que sea respecto a bouquet, con la experiencia personal se puede llegar a saber lo que es tal bouquet, sin perjuicio de terceros.

. . . . . .

Si el vino, en dos o tres vasos, lo ponme a uno satisfecho, se encuentra el estado perpetuo del hombre.

. . . . . .

Los coloquios me parece que sirven para decir las más ingeniosas tonterías.

. . . . . .

Quisiera ser, en relación al problema del vino, una levadura estabilizadora para que se estudie en serio.

. . . . . .

El problema del bouquet es, en el fondo, un problema de interpretación. Como tocar el violín.

. . . . . .

El bouquet es un fenómeno como el de la poesía. No se puede definir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.