ECO DE LUARCA. 26-5-1957. Sobre el libro «Hacia la ría del Eo»

Uncategorized

ECO DE LUARCA. 26-5-1957. Un libro de Alejandro Sela

Por J. Villa Pastur

Alejandro Sela acaba de publicar un libro. Se titula «Hacia la ría del Eo», y en él recoge todo su amor y todo su entusiasmo por las gentes y las cosas del litoral asturiano. A veces su prosa, tersa siempre, se repliega a poéticas evocaciones, otras se lanza gozosa al relato de las bellezas presentes. Por eso el libro es como una colección de frescos paisajes traspasados de brisas marinas, donde resplandece, a la par, en armonioso equilibrio, el mérito del modelo y la virtud del pintor: Porque Sela es de esas gentes que sienten hondo y dicen con hondura y con verdad la estremecida emoción de sus sentimientos. De ahí el innegable encanto que se desprende de todo el libro.

Los escritos recogidos se extienden en una variedad de temas festivos y encantadores. Por él desfilan, con fluencia discontinua, untados, siempre de fino y sano humor, pueblos, leyendas y costumbres asturianas. En ocasiones un trazo somero define un ambiente, o da vida a una situación. Y todo ello escrito con un estilo directo, claro, diáfano, ceñido al asunto, sin desgarrones divagatorios ni rebuscadas muletillas retóricas. La atención del lector se prende en cada página gozosa de las bellezas que allí encuentra. Por eso el libro se lee de un tirón.

Sus capítulos, prescindiendo de los dedicados a Álvaro Delgado y a La Searila, pueden clasificarse en tres grupos. En uno estarían los relativos a Luarca, Navia y Tapia, ajustados a la geografía emotiva de esos tres pueblos. En otro situaríamos aquellos que se arraigan preferentemente a los recuerdos infantiles del autor, y a las personas que transitaron por esos recuerdos, revividos siempre con singular encanto. En el tercero, más heterogéneo, colocaríamos el resto. En él predomina la estampa lírica, el breve poema en prosa, como podemos ver en los titulados «La xata pinta», o la «Salutación a un fresno».

«La pintura de Álvaro Delgado» es como un homenaje de amistad al gran pintor. Sela demuestra en él, su agudo conocimiento de los problemas pictóricos actuales. Es un estudio crítico de clara y certera visión. El trabajo se inicia con unas palabras casi desconocidas, de Ortega y Gasset, que definen magistralmente el carácter y el paisaje asturiano.

La última parte se dedica a la Searila, una de las preocupaciones constantes del autor, según el mismo nos confiesa. La historia apasionada, y la leyenda romántica de sus amores, aparece tratada con gran acopio de datos, y un análisis sobrio y riguroso de ellos. De ese modo Sela nos da un trabajo definitivo, de auténtico matiz profesoral, en torno a una de los más hermosos y patéticos episodios del romanticismo asturiano. El libro, adornado con profusión de ilustraciones, entre las que nos encontramos con la agradable sorpresa de un cuadro de don Pedro Penzol, ha sido editado primorosamente por la Imprenta Boada, de Luarca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.